Reavivar los sentimientos patrios

Crónicas cubanas
Recientemente los cubanos celebramos el inicio de nuestras luchas de independencia el 10 de octubre de 1868, fecha en que además los patriotas encabezados por el Padre de la Patria cubana Carlos Manuel de Céspedes otorgaron la libertad a sus esclavos como símbolo de rebeldía inclaudicable en contra de la oprobiosa práctica de la esclavitud.
Reavivar estas conmemoraciones para alimentar el espíritu e incentivar sus sentimientos más puros y humanistas es hoy, quizás como nunca antes, una necesidad impostergable, precisamente cuando nos afectan con fuerza inusitada la materialidad y el sin sentido de los que pujan por controlar absolutamente la vida de los demás, sin tener en cuenta la persona, la familia, la sociedad ni la Patria en su conjunto, así como lo que pudiera dañarse también por causa de los egoísmos, empecinamientos e intolerancias que subsisten en nuestro entorno. Leer más

¡Viene Ciclón!

¡Atraviesa todo Pinar, Virgencita! ¡Cómo si no tuviéramos ya bastantes líos…! ¡No han dado la alarma de otras veces! ¡Dicen que es chiquito!
Sí, llegó lo que nos viene tocando cada 2 años, un ciclón, con todos los inconvenientes y las posibles destrucciones, un verdadero problema, aunque ya habitual entre nosotros. En Cuba no estamos suficientemente preparados para estos meteoros, y cada vez lo estamos menos: nuestras casas se deterioran y nuestros mercados se vacían y encarecen. Son muy pocos los que logran poner su casa a prueba de ciclón. Leer más

Balance y coincidencias en los intereses

Un asunto que observo atentamente en la Cuba de hoy, son los problemas que subsisten en cuanto al precario balance y coincidencias en la expresión de las ineludibles interrelaciones entre los intereses colectivos e individuales; en mi criterio, por la falta de una comprensión e interpretación adecuadas de su necesidad, así como por motivo de un uso inexacto de su verdadero contenido. Mucho se ha abusado y se abusa en nombre de los intereses colectivos, del planteamiento de medidas restrictivas de carácter forzadamente igualitario, sin tener en cuenta la verdadera representación de lo colectivo como sumatoria algebraica de lo individual, que cuando además se irrespeta se abren los caminos expeditos para desestimar y/o ahogar de manera tergiversada su concepción específica. Leer más

La presencia de la Virgen de los cubanos

Vivimos circunstancias cargadas de una materialidad angustiosa y autoritariamente impuesta por las fuerzas externas que nos compulsan y que tratan de controlarnos hasta en los más pequeños detalles de nuestras vidas. En medio de la lucha por sobrevivirlas, si nos dejamos llevar por sus efectos externos y avasalladores, nos quedaríamos sin apenas espacios para la ternura, la espiritualidad y el amor por los demás, por nosotros mismos y por la vida en general.
En este orden de cosas, quiero expresarme hoy sobre la presencia entre nosotros de la Virgen de todos los cubanos. Nuestra señora de la Caridad del Cobre, Cachita como se le conoce con cariño popularmente; Leer más

¿Sobro?

“Hace 20 años trabajo en este taller, ahora me dicen que sobro… ¿de qué voy a vivir?”
Como este técnico de ventiladores, muchos se preguntan lo mismo en Cuba. Han anunciado que se crearán nuevas posibilidades en el sector estatal, ¿cómo? sin reforma económica y apertura a la empresa privada es imposible, el trabajo por cuenta propia en Cuba es muy limitado.
¿Cómo es posible que “sobren” las personas con tanto que hay que hacer en Cuba? Lo que sobra es todo aquello que no las deja crear y desarrollarse.
Rezo por las nuevas oportunidades, por Pedro y su familia, y también por la mía… ¿sobraré?

Poner los pies en la tierra

Crónicas cubanas
Cada día comprendo mejor, sobre todo en la medida que percibo las tendencias que de una forma u otra tratan de sacarnos de nuestra realidad existencial, de que vivimos siempre en el presente, aunque incluso pudiéramos estar enajenados de nuestra realidad circundante por diversas causas que no vienen al caso mencionar ahora, lo experimentaríamos siempre en nuestro presente real. En ambos casos son dos dimensiones básicas de la realidad dentro de la cual nos desenvolvemos, la existencial y la circundante, las que coinciden en el tiempo.
Leer más

¡Gran amor!

El convertirme en madre me acercó más a Dios. Mis catequistas siempre me dijeron que Dios nos abama más que lo que nosotros éramos capaces, que nos amaba más que nuestros padres.
Cuando te tuve en mis brazos, di gracias a Dios por su Gran Amor, pues ese Amor ¡Es algo más grande que el que sentía por tí en aquel momento! ¡No puedo imaginar un amor tan  grande!. Cualquier madre entenderá bien lo que digo…”
Y cualquier padre también -repliqué a mi mamá- ahora que soy padre valoro mejor es Gran Amor de Dios, porque yo tampoco imagino cómo es posible que se pueda querer a mis pequeñas más que lo que yo las quiero…, y sin embargo, Él las quiere más

Puentera

María Cristina, cuando estés frente al Padre, ora por tu pueblo. ¡Es el hacer puentes la clave en Cuba hoy!
No la conocí personalmente, pero guardo sus largos mensajes de Email, entre mis tesoros más preciados, y en mi corazón el espíritu enorme y cristiano que traslucen.
Ella es iniciadora y mantenedora de puentes: entre cubanos en la diáspora, entre cubanos en la isla, entre cubanos de la isla y la diáspora, entre gobiernos, entre…, cualesquiera dos realidades que puedan estar separadas y que tengan algo que ver con la palma real y la estrella solitaria.
Sobrevivió de milagro a una bomba que le pusieron los extremistas en su casa en Miami en condena a su actitud de diálogo. Hay puentes que no caen con bombas, porque pertenecen al universo del espíritu de Dios que vive en el corazón de los pueblos;  en el cubano vive ese espíritu bajo la especial intercesión de La Caridad del Cobre, de quien ella ha sido gran devota, como buena santiaguera.
Tampoco sus grandes limitaciones físicas fueron un obstáculo para ella, que encontró en el sufrimiento una forma especial para acercarse a Dios. Él y Cuba fueron sus grandes pasiones.
¡Gracias María Cristina Herrera! ¡Maestra en el oficio de unir riveras!¡Puentera!
María Cristina Herrera publicó en Cuba en 2006: El vuelo de una mariposa