Sergio Lazaro

Si Le adoro

Entremos, y adoremos prosternados de rodillas delante del Señor, que nos hizo. Salmo 94, 6
¿Adoro al Señor como mi rey, o solo acudo a Él cuando necesito algo?

0 Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.