Sueños


Lauri: No se borrarán del corazón de Dios esos sueños que dibujas en la arena. Ellos son como Su “plan de trabajo”, su empeño más íntimo y querido. ¡Sueña y pinta niña mía! Y el mundo, sin duda será mejor.

Articulos relacionados

0 Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.