auras…

aurasNo se puede evitar que caiga la tarde
ni que haya un arbol seco
que desluzca el verde del monte, ni que
haya auras que esperan por la muerte
para gozar de la carroña.
Pero tú no debes olvidar que son sólo unas auras
un arbol seco, y una oscuridad que no será eterna.

Articulos relacionados

0 Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.