Criterios para evaluar los cambios

A partir de la enseñanza de Benedicto XVI en Cuba
por Carlos Amador Rodríguez
Entre las muchas lecciones que nos dejó el Papa en su reciente visita les quiero compartir esta que me ha impresionado por su claridad y aplicación a nuestra vida hoy.
Para nadie es un secreto que hoy en Cuba somos muchos los que deseamos cambios serios, profundos y duraderos en la vida política, económica y social de nuestra patria.
Personalmente creo que los pasos dados hasta ahora, acceso a hoteles, a contratos de celulares, el reconocimiento del derecho a disponer libremente de la propiedad de viviendas y vehículos y otros, llegan con un retraso considerable respecto a las necesidades sentidas por buena parte de la población.
Estudiando los discursos del Papa encontré un fragmento de sus palabras en la Misa en la Habana que me han iluminado, pues refiriéndose a la contribución que pueden y deben brindar los creyentes a la edificación de la sociedad expresó: “Su refuerzo consolida la convivencia, alimenta la esperanza en un mundo mejor, crea condiciones propicias para la paz y el desarrollo armónico, al mismo tiempo que establece bases firmes para afianzar los derechos de las generaciones futuras”.
En lo adelante ya tengo un patrón para medir los pasos que se tomen:
1-¿Consolidan la convivencia de todos los cubanos?
2-¿Alimentan la esperanza en una Cuba mejor?
3-¿Crean condiciones propicias para la paz y el desarrollo armónico?
4-¿Establecen bases firmes para afianzar los derechos de las generaciones futuras?
Y no me queda más remedio que recordar “algunas políticas irritantes” señaladas por los Obispos cubanos en el número 46 de su mensaje “El amor todo lo espera” en el año 1993 y que listo a continuación:
1) El carácter excluyente y omnipresente de la ideología oficial, que conlleva la identificación de términos que no pueden ser unívocos, tales como: Patria y socialismo, Estado y Gobierno, autoridad y poder, legalidad y moralidad, cubano y revolucionario. Este papel, centralista y abarcador de la ideología produce una sensación de cansancio ante las repetidas orientaciones y consignas.
2) Las limitaciones impuestas, no sólo al ejercicio de ciertas libertades, lo cual podría ser admisible coyunturalmente, sino a la libertad misma. Un cambio sustancial de esta actitud garantizaría, entre otras cosas, la administración de una justicia independiente lo cual nos encaminaría, sobre bases estables, hacia la consolidación de un estado de pleno derecho.
3) El excesivo control de los Órganos de Seguridad del Estado que llega a veces, incluso, hasta la vida estrictamente privada de las personas. Así se explica ese miedo que no se sabe bien a qué cosa es, pero se siente, como inducido bajo un velo de inasibilidad.
4) El alto número de prisioneros por acciones que podrían despenalizarse unas y reconsiderarse otras, de modo que se pusiera en libertad a muchos que cumplen condenas por motivos económicos, políticos u otros similares.
5) La discriminación por razón de ideas filosóficas, políticas o de credo religioso, cuya efectiva eliminación favorecería la participación de todos los cubanos sin distinción en la vida del país.
Reconozco que en los dos últimos aspectos se ha mejorado pero sin que ello se hayan abierto cauces efectivos de participación en la vida pública y en el reconocimiento de los derechos de los cubanos.
Descubro también que hay cubanos que pasando por encima de todas las limitaciones impuestas, ejercen sus derechos y van, paso a paso, conquistando cuotas de libertad y responsabilidad. No puedo olvidar que muchas veces pagan con su pellejo, con cárcel y detenciones el buscar cauces donde expresarse libremente y presentar su visión de la Cuba que quieren construir.
Creo, para terminar, que pasos en estos cinco aspectos por parte de los que tienen el poder hoy en Cuba permitirían  consolidar la convivencia, alimentar la esperanza en un mundo mejor, crear condiciones propicias para la paz y el desarrollo armónico y al mismo tiempo que establecer bases firmes para afianzar los derechos de las generaciones futuras.
Bayamo MN, 23 de mayo del 2012

Articulos relacionados

0 Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.