SI LO MIRO… Él te habla hoy

SI LO MIRO…
Levantemos la mirada hacia Jesús, el que motiva nuestra fe y la lleva a la
perfección. El se fijó en la felicidad que le estaba reservada, y por ella
no hizo caso de la verguenza de la cruz, sino que fue a padecer por ella, y
en adelante «está sentado a la derecha del trono de Dios». Hebreos 12, 2
Nadie quiere sufrir, pero Jesús nos presenta la cruz. ¿Acepto el sufrimiento
por Cristo?

SI DOY TESTIMONIO… Él te habla hoy

SI DOY TESTIMONIO…
Pero Jesús no se lo permitió, sino que le dijo: «Vete a tu casa, con los
tuyos, y cuéntales lo que el Señor ha hecho contigo y como ha tenido
compasión de ti.» Marcos 5, 19
Jesús hoy también me manda a anunciarlo a los más cercanos. ¿Doy testimonio
de Jesús a mi familia, con mi palabra y mis obras?

Causas y responsabilidades

Crónicas cubanas
Como parte de los procesos que actualmente se están desarrollando en Cuba, oficialmente se ha insistido mucho en la transparencia y en la necesidad de que se planteen todos los criterios que se tengan al respecto de las medidas que se proponen implementar y que a la vez algunas se están ejecutando en una simbiosis que si bien pudiera ser necesaria dadas las urgencias propias de las complejas situaciones del momento en cuestión, resulta controvertida porque lo que se saca a debate se comienza a poner en práctica antes de culminar los análisis planteados. Por mi parte no se quedarán sin respuestas esas insistencias y continúo expresando mis criterios al respecto de estos asuntos. Leer más

¿Que ves en la noche?

 ¿Qué ves en la noche, dinos centinela?
… Dios como un almendro
con la flor despierta
Dios que nunca duerme,
busca quien no duerma.
Y entre las 10 vírgenes,
sólo hay cinco en vela.
¿Eres de los que duermen o de los que velan?
¿velas por tu pareja, tus hijos, tus padres, tus amigos o tu patria?
¿te importan el dolor y el fango, los sueños y la paz?
Dice el Evangelio que a quien no vela, lo sorprende la vida,
y se pierde la dicha de recibir la Felicidad.
La estrofa es de una canción antiquísima de la liturgia de las horas
 

homenaje

Maestro:
no creo que hayamos estado los cubanos a la altura de tu sacrificio y de tus sueños. Casi nunca se lo está de los hombres de tu taya. No obstante quiero hoy rendirte un homenaje, aspirando a dar un paso más en el difícil y redentor camino que tú recorriste:aspirando a ser un servidor de mi pueblo, un hacedor de puentes, un constructor de nuevas realidades.

¿Qué ves en la noche?

¿Qué ves en la noche, dinos centinela?
…Gallos vigilantes
Que la noche apremian
Quien negó tres veces, otras tres confiesa
Y pregona el llanto
Lo que el miedo niega
Así le pasó a Pedro, el Pescador de Galilea a la hora de la Pasión de Cristo.
¿Te ha sucedido a ti? ¿cuántas veces has llorado tu silencio y tu miedo?
La historia de Pedro muestra que siempre es posible rectificar.
La estrofa es de una canción antiquísima de la liturgia de las horas

A favor de las iniciativas y concertaciones ciudadanas

Crónicas cubanas
Las polarizaciones manifestadas durante años en Cuba, entre otras más que he estado mencionando en mis últimas crónicas, constituyen elementos provocadores del síndrome de la desconfianza muchas veces justificada y otras no, que día a día se generaliza entre nosotros. Asimismo, la centralización excesiva, caracterizada por un conjunto de manifestaciones de autoritarismo, intransigencias y ahogo a la libre expresión del pensamiento junto con las concepciones triunfalistas que no reconocen y/o matizan disminuyéndole importancia a los errores e insuficiencias del sistema establecido con reconocimientos que no van más allá de lo estrictamente formal; entre otros que se me escapan de una lista que podría ser muy extensa, son factores objetivos y subjetivos que también dan fundamento a una desconfianza generalizada provocada además, directa y/o indirectamente, por las fuerzas retardatarias dentro de la sociedad cubana contemporánea, las que actúan además como elementos de disolución social. Leer más