Sergio Lazaro

Vamos a Belén

Me preparo a la Navidad.
El viento frío y seco, la liturgia de este tiempo al que la Iglesia llama Adviento, y esa alegría gratuita que mis padres me sembraron en esta época, van preparando mi espíritu a celebrar el Nacimiento de Cristo.
Él es mi alegría y mi sostén, Él completa y hace plenas mis otras alegrías: mis niñas, mi esposa, mis viejos, mi comunidad, mis amigos,…, Cuba.
Cuba no se ve contenta, no veo ambiente de alegrí­a y esperanza, sí de incertidumbres y carencias… ¡Qué reto! ¿Como contagiar  mi alegría? ¿Cómo decir que Cuba es una de mis alegrías en un ambiente de desaliento y desarraigo?
¡Preguntaré a mis padres! Lo lograron en tiempos igualmente duros, en los que era aun más difícil que hoy dar signos visibles y creíbles.
¡Cristo también nace en Cuba!¡En el Belén de tu corazón!¡En el corazón de este pueblo capaz, y necesitado!
¡Vamos a Belén!

0 Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.