Sergio Lazaro

Reina mía

Para no caer me sostienes
Al atreverme me impulsas
Para cuidar te deshaces en ternuras
Por amar saltas muros
Sólo Dios pudo hacer tal regalo,
Sólo el arroyo del monte podría pronunciar tu nombre

Articulos relacionados

0 Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.