SI APRENDÍ…Él te habla hoy

SI APRENDÍ…
El, siendo de condición divina, no reinvindicó, en los hechos, la igualdad
con Dios, sino que se despojó, tomando la condición de servidor, y llegó ser
semejante a los hombres. Más aún: al verlo, se comprobó que era hombre. Se
humilló y se hizo obediente hasta la muerte, y muerte en una cruz.
Filipenses 2,6-8
¿Ya aprendí que el seguimiento de Cristo pasa por el servicio al prójimo y
la obediencia a Dios?