Ora conmigo

-Por la niña pinareña Adriana, de cuatro meses, que está operada del corazón y está muy grave en La Habana.
-Por la gente que no aprovecha las oportunidades de liberación y crecimiento humano que significan las celebraciones de Semana Santa, y por las que las aprovechamos, para que lo hagamos a fondo, y seamos luz para los demás.
-Por las personas en huelga de hambre en Cuba, murió Zapata Tamayo y Fariñas agoniza. Poder reclamar los legítimos derechos, debe ser posible sin tener que recurrir a esos métodos. Debe evitarse también el daño a uno mismo como forma de lucha política pacífica.
-Para que continúen creciendo las experiencias de diálogo y buena voluntad en la sociedad cubana.
-Para que cada vez más personas se acerquen a Dios y para que las comunidades cristianas sepamos acogerlos.

…el perdón y la paz

El buen Dios, que en su providencia infinita reconcilió consigo al mundo por medio de su hijo Jesucristo, te conceda, por el ministerio de la Igleisa, el perdón y la paz…Así reza el sacerdote antes de dar el perdón a los pecados.
Ayer me confesé, como muchas, veces viví una experiencia de liberación inigualable.
Primero porque reconocí mis pecados y los verbalicé, en el más absoluto secreto, pero los dije, los saqué de mi y los puse en manos de un servidor autorizado para ayudarme en el discernimiento sobre el pecado en sí mismo y sobre su superación. El sacerdote no es un mediador, Dios no necesita mediadores, Él mismo vino, murió y resucitó, Él vive en nosotros. Somos nosotros los que necesitamos ayuda de otros para reconocer nuestros pecados y también nuestras virtudes, por eso Cristo mandó a Pedro y a los apóstoles a perdonar o retener los pecados. Leer más

SI LO HE TRAICIONADO… Él te habla hoy

SI LO HE TRAICIONADO…
Entonces uno de los Doce, que se llamaba Judas Iscariote, fue donde los
jefes de los sacerdotes y les dijo: «¿Cuánto me darán para que se lo
entregue?». Ellos le aseguraron treinta monedas de plata y, desde ese
instante, comenzó a buscar una ocasión para entregárselo. Mateo 26, 14-25
Judas es el prototipo del traidor, pero yo, ¿Cuántas veces he traicionado:
la confianza que otros han puesto en mí, mi propia conciencia, la fe en
Dios?

Las señales de los tiempos

“¡Hipócritas! Si saben interpretar tan bien el aspecto del cielo y de la
tierra, ¿Cómo es que no saben interpretar el tiempo en que viven?” (Lc
12-56)
Para los seres humanos, el discernir entre el bien y el mal, no ha sido tarea fácil, sobre todo cuando aumenta la pesadilla de la persecución, maltrato y prisión,  para quien piensa diferente. Debemos elegir el diálogo para solucionar libremente los problemas.
La Semana Santa invita a vivir con libertad y sin temor, como Dios creó al hombre, y sólo a Él rendir tributo;  no a personas endiosadas usando la fuerza y la mentira. Para distinguir los falsos dioces debemos utilizar la sadiduría que viene de Dios, y confiar en Sus enseñanzas.
¿Endiosas tú a alguien?

SI LO NIEGO… Él te habla hoy

SI LO NIEGO…
Pedro le dijo: «Señor, ¿por qué no puedo seguirte ahora? Estoy dispuesto a
dar mi vida por ti.» Jesús le respondió: «Tú, ¿dar tu vida por mí? En verdad
te digo; antes que cante el gallo. me habrás negado tres veces.»
Juan 13, 37-38
¿Yo también niego a Jesús? ¿Con mis palabras, con mi vida? ¿Por miedo, como
Pedro; o por conveniencia como Judas?

El guano bendito…

¿No cogiste guano…, entonces pa´qué  vinimos? Dijo un guajiro de sombre y puro torcido a mano a su hija en el atrio de la Catedral de Pinar del Río este Domingo de Ramos. Una niña le extendió el suyo… «mire Señor, no se ponga triste…»
Yo intenté contestar su pregunta sin mucho éxito: «lo que vale es Jesucristo y usted, el guano es un signo nada más», «yo vengo a coger el guano todos los años, como me enseñó mi madre…» contestó y entró al templo con la procesión de los fieles.
He ahí uno de nuestros problemas, nos quedamos en los signos, no pasamos de las tradiciones. Éstas son buenas, pero si no llevan a Cristo para que cambie nuestra vida y le sigamos a Él, tendremos entonces una fe débil que se va con cualquier viento,…, y los que han soplado aquí entre totalitarismo,  miseria y consumismo por defecto,  son muy fuertes.
Recé el domingo por ese señor, y por el resto de la gente que veía en la calle, para los que no existe nada más que el día a día y para las que sus ilusiones más nobles no incluyen a la Resurrección, a la vida comunitaria que regala la Fe y la Esperanza, más allá de la realidad más o menos mala que podamos vivir en Cuba.
¡Reza tú también!¡Para que también tus ilusiones y tu vida se eleven!… a la cruz y a la Resurrección.

SI BUSCO EXCUSAS…Él te habla hoy

SI BUSCO EXCUSAS…
Judas Iscariote, uno de sus discípulos, el que lo iba a entregar, dijo:
«¿Por qué no se vendió este perfume en trescientos denarios para dárselos a
los pobres?» Dijo esto, no porque se interesaba por los pobres, sino porque
era ladrón y, como estaba encargado de la bolsa común, robaba lo que se
ponía en ella. Juan 12, 4-6
¿Yo también busco excusas que justifiquen mi lejania del compromiso
cristiano y comunitario?

SI APRENDÍ…Él te habla hoy

SI APRENDÍ…
El, siendo de condición divina, no reinvindicó, en los hechos, la igualdad
con Dios, sino que se despojó, tomando la condición de servidor, y llegó ser
semejante a los hombres. Más aún: al verlo, se comprobó que era hombre. Se
humilló y se hizo obediente hasta la muerte, y muerte en una cruz.
Filipenses 2,6-8
¿Ya aprendí que el seguimiento de Cristo pasa por el servicio al prójimo y
la obediencia a Dios?

SI ME COMPLICO LA VIDA POR JESÚS…Él te habla hoy

SI ME COMPLICO LA VIDA POR JESÚS…
Entonces, los jefes de los sacerdotes y los fariseos reunieron el Consejo
Supremo. Decían: «¿Qué podemos hacer? Este hombre va multiplicando los
milagros. Si lo dejamos que siga, todos se van a entusiasmar con él, y luego
intervendrán los romanos, que terminarán con nuestro Lugar Santo y nuestras
libertades.» Juan 11, 47-48
¿Tengo miedo, como los fariseos, que Jesús me complique la vida que estoy
llevando hoy?

un regalo poco valorado…

Es el Espíritu Santo,  quien nos regala la conciencia del pecado. Sólo en la intimidad de la oración y el compartir fraterno en la comunidad cristiana, se puede descubrir con objetividad nuestras faltas con los demás y con nosotros mismos.
La pérdida de la conciencia del pecado es fruto del alejamiento de Dios,  la primera consecuencia es la infelicidad que da una angustia interior inexplicable, que va más allá de nuestro bienestar o nuestras dificultades. Esa angustia es la noche oscura del espíritu humano, en ausencia de Dios.
Esa ausencia no se debe a Él sino a nosotros, que perdemos nuestra «sintonía» con él. En este tiempo de fin de Cuaresma y Semana Santa, la Iglesia invita a «sintonizar» para acoger al Espíritu.
Para quien se hace consciente del pecado, la buena noticia es que puede ser perdonado, celebrando el sacramento de la confesión.