Avatar

El Dios en quien yo confío

¿Quién no ha pasado por circunstancias difíciles en la vida?, pero lo más complicado resulta cuando humanamente no podemos controlar ninguna de estas circunstancias. Actuamos hasta donde podemos. Controlamos conflictos personales, curamos enfermedades pero todo hasta un límite, la buena noticia es que en medio de situaciones que no podemos resolver por nuestros medios, podemos acudir a Dios confiados de que El tiene el absoluto control de cada detalle de nuestra vida.
El rey David, en determinado momento, estaba pasando por una situación de conflicto y en medio de ella, surge el Salmo 56 que en su versículo 3 dice «en el día que temo, yo en ti confío». En el día que nos parece que no podemos hacer más de lo que hemos hecho hasta el punto de ponernos ansiosos, preocupados y temerosos, confiemos en que Dios tiene el control.
Quien hizo los cielos y la tierra, tiene bajo su dominio todas nuestras angustias y ansiedades.
En medio de situaciones que te resulten incontrolables, quien todo lo controla, es el Dios en quien yo confío.
El Dios en quien yo confío
Quién no ha pasado por circunstancias difíciles en la vida?, pero lo más  complicado resulta cuando humanamente no podemos controlar ninguna de estas circunstancias. Actuamos hasta donde podemos. Controlamos conflictos personales, curamos enfermedades pero todo hasta un límite, la buena noticia es que en medio de situaciones que no podemos resolver por nuestros medios, podemos acudir a Dios confiados de que El tiene el absoluto control de cada detalle de nuestra vida.
El rey David, en determinado momento, estaba pasando por una situación de  conflicto y en medio de ella, surge el Salmo 56 que en su versículo 3 dice «en el día que temo, yo en ti confío». En el día que nos parece que no podemos hacer más de lo que hemos hecho hasta el punto de ponernos ansiosos, preocupados y temerosos, confiemos en que Dios tiene el control. Quien hizo los cielos y la tierra, tiene bajo su dominio todas nuestras angustias y ansiedades.
En medio de situaciones que te resulten incontrolables, quien todo lo controla, es el Dios en quien yo confío.

0 Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.