Barro en manos del alfarero

“Barro en manos del alfarero”
Nuestro mundo endiosado, autosuficiente, independiente y autónomo ha
olvidado su condición de creatura, el ser humano debe recordar su humilde
condición de creatura. Somos frágiles, no somos dioses todopoderosos, somos
barro, dignificado por Cristo, Verbo encarnado, barro digno, nuestra
dignidad viene de Cristo.
Desde el principio de la Biblia aparece la imagen de Dios como alfarero que
modela al hombre con barro. Dios es dueño absoluto del hombre, el ser humano
y todo el mundo está en sus manos “como el barro en manos del alfarero”;
tiene más poder sobre nosotros que “el alfarero sobre su vasija”.
El hombre es débil, frágil, limitado…, nos quebramos con facilidad como la
vasija de barro. Por eso San Pablo nos advierte que:
“el que crea estar en pie, cuide de no caer”(1 Cor 10,12)
Continuará…

__________ Informaci

El Amor de Dios

¿Creen que no se debe intentar nada, para que no siga siendo así?
Para que el Reino venga a nosotros, procuremos encielarnos, divinizarnos,
trashumanarnos nosotros mismos, hacernos semejantes a Dios. El secreto de la
imitación de Dios es el amor; el amor a Dios, el amor de amigo y del
enemigo.
“El amor hacia los enemigos, parécele locura a la razón común”
Jesús ordena el amor hacia los enemigos, para crear un hombre nuevo, es
menester extirpar el centro más tenaz del hombre viejo.
Hasta ahora el hombre se ama a sí mismo y odia al que le odia, nacen las
desventuras, estragos, las miserias del mundo. El amor hace transparente a
quien se ama.
El paraíso para la eternidad se perdió al conocer el bien y el mal, por el
amor perfecto, el mal desaparecerá, será dominado y destruido por el bien.
De un odio que divide, puede nacer una luz que liberta, entonces de la gran
tiniebla dolorosa surgirá una milagrosa primavera, “el Amor de Dios”
Glissett Valdés Herrera.

__________ Informaci