¡Viene Ciclón!

¡Atraviesa todo Pinar, Virgencita! ¡Cómo si no tuviéramos ya bastantes líos…! ¡No han dado la alarma de otras veces! ¡Dicen que es chiquito!
Sí, llegó lo que nos viene tocando cada 2 años, un ciclón, con todos los inconvenientes y las posibles destrucciones, un verdadero problema, aunque ya habitual entre nosotros. En Cuba no estamos suficientemente preparados para estos meteoros, y cada vez lo estamos menos: nuestras casas se deterioran y nuestros mercados se vacían y encarecen. Son muy pocos los que logran poner su casa a prueba de ciclón. Leer más

Deja lo inútil

¿Con cuántas cosas arrastras que no te sirven para nada?: costumbres, miedos, objetos, … ¿No crees que sea bueno soltar un poco de lastre? ¿Tienes demaciadas ocupaciones, preocupaciones, angustias? ¿o por el contrario, te aburres, no sabes qué hacer o a dónde ir para sentirte bien?…
Mira lo que le pasó a un jóven de tiempos de Jesús: Leer más

A los pies de la Virgen

Ayer a los pies de la virgen pedí por tí.
Sí, por tí, que participas de este pequeño espacio de comunicación,
por tí que te importa Cuba y crees en Dios.
También pedí por mi familia,
por los que no creen,
por los que creen en cosas que no liberan ni plenifican
por los que no tienen esperanza,
les falta el pan, y las ilusiones.
Di gracias por la fe,
y por la dicha de estar allí,
en el corazón de Cuba,
en el altar preferido de nuestra ofrenda cotidiana,
el paño más dulce a nuestras lágrimas
y resonar más fuerte de nuestros gozos.
¡Gracias Cachita!

Presencia

Tu rostro Señor, está en las aguas
del riachuelo silencioso y transparente.
Tu voz Señor, está en el viento
que susurra en cada oido la Palabra.
Tus manos Señor, están tras cada piedra
para levantar de las caídas.
Tu rostro Señor, está en el rostro
de todo hombre y mujer de mi tierra.
Tu voz Señor, está en el gemido apagado
de cada ser humano privado de derechos.
Tus manos Señor, son las manos vacías
pero cansadas y llenas de miseria.
Tu voz Señor, es la voz mía
que te grita y te proclama
o que calla y apaña tu presencia.
Tus manos Señor, son las dos mías, usadas ya para el amor
estas dos, Señor, que pido llenes con tu Gracia.

un regalo poco valorado…

Es el Espíritu Santo,  quien nos regala la conciencia del pecado. Sólo en la intimidad de la oración y el compartir fraterno en la comunidad cristiana, se puede descubrir con objetividad nuestras faltas con los demás y con nosotros mismos.
La pérdida de la conciencia del pecado es fruto del alejamiento de Dios,  la primera consecuencia es la infelicidad que da una angustia interior inexplicable, que va más allá de nuestro bienestar o nuestras dificultades. Esa angustia es la noche oscura del espíritu humano, en ausencia de Dios.
Esa ausencia no se debe a Él sino a nosotros, que perdemos nuestra “sintonía” con él. En este tiempo de fin de Cuaresma y Semana Santa, la Iglesia invita a “sintonizar” para acoger al Espíritu.
Para quien se hace consciente del pecado, la buena noticia es que puede ser perdonado, celebrando el sacramento de la confesión.

Oremos por los huelguistas de hambre

Padre Bueno…
Que los cubanos que usan la huelga de hambre como forma de reclamar derechos abandonen esa vía.
Que nadie considere deshonesto tratar de salvar la vida a una persona que quiere morir.
Que las voluntades de todas las partes coinsidan en resolver las causas de esas huelgas por la vía del díalogo y la reconciliación.
Que nadie tenga a menos el sacrificio de los demás aunque discrepe de la vía.
Que los que amamos a Cuba, no dejemos de trabajar porque sea mejor

Oremos por los presos

Padre bueno, tú sabes lo que nos hace falta, pero aun así te pido por los presos en Cuba:
– por los que han cometido delitos comunes, para que puedan reincorporarse a la sociedad y ser hombres de bien.
– por los de conciencia, para que afronten con tu fuerza su múltiples dificultades.
– por los presos y los que están en la calle que han acudido a la huelga de hambre como forma de reclamar sus derechos, para que las abandonen opten por otros métodos pacíficos; y para que las razones que los llevaron a ello, desaparezcan de Cuba por la vía del diálogo y la reconciliación.
– que los dolores de sus familiares se unan a los tuyos en la Cruz, y que sirvan para la redención de ellos y de este pueblo que tanto lo necesita.

Nadie tiene mayor amor que el que da la vida por sua amigos

Es una de las enseñanzas de Jesucristo en el precioso discurso pascual que está en la Biblia del capítulo 13 al 15 del Evangelio de Juan. En Cuba son muchos los que han dado su vida por sus amigos, por su familia, por la Patria, estando de un lado y del otro en el espectro político, a veces de forma cruenta, a veces mediante el martirio civil, soportando exclusiones y persecución.
La muerte nunca es deseable, y puede estarse de acuerdo o no con la forma en que se realicen los reclamos de los legítimos derechos, pero nuestra nación, como muchas otras, está fundada sobre grandes cuotas de sacrificio de sus hijos.
Nuestro gran reto hoy está en que nuestra capacidad de sacrificio pueda ser utilizada en construir una nación bajo consensos incluyentes y en paz; sin que tanta virtud tenga que invertirse en lograr el reconocimiento y el ejercicio de los derechos sobre los cuales construir una convivencia próspera con oportunidades  para todos, lo cual es ya de por sí una gran tarea.
Rezo para que se acabe la intolerancia política y que los cubanos gocemos de las cuotas de libertad que necesitamos para poner en práctica nuestras capacidades en esta bella tierra.