Sergio Lazaro

La fuerza interior, para mover montañas

Con la delicadeza de una margarita, la fuerza interior de la mariposa que rompe su capullo y echa a volar, y la perseverancia del salmón que contra corriente nada hasta llegar a su meta, transcurre la vida, llena de momentos que nos llevan a responder de disímiles maneras, vamos creciendo física y espiritualmente. Formamos un carácter, conocemos y disfrutamos de familiares y amigos, escogemos una profesión, seguimos un camino.
Con alegrías y tristezas, entre rizas y llantos, vamos dejando atrás la inocencia de la infancia para transformarnos en hombres y mujeres que viven la vida, agradeciendo este regalo y multiplicando sus talentos.
Deja tu huella en esta vida, sé recordado con amor

0 Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.