Sergio Lazaro

La repetición

Un jóven de mi parroquia me dijo el domingo que no le gustaba el Rosario
porque consiste en repetir 50 veces lo mismo.
Le contesté:
¿No has estado enamorado?. Cuando uno lo está, no alcanza el tiempo para
decir a la otra persona, de mil maneras, que uno la quiere. Lo mismo pasa
en el Santo Rosario, se medita sobre los grandes acontecimientos que son
pilares de nuestra fe, mientras se repite un «dicho de amor» muy especial.

0 Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.