¡Feliz Navidad!

Que el buen Dios que nace te conceda la paz y bondad. Para que tu familia, tus amigos y quienes te rodeen sean más felicens, y encuentren en tí una razón más para querer ser mejores, para vencer las dificultades y para servir.

– Si vives una noche oscura, alégrate porque se hace el día, las sombras no prevalecerán.
– Si han herido tu corazón, alégrate, porque todo sufrimiento se vuelve alegría y purifica el espíritu.
– Si vives en la miseria, alégrate, porque en Dios se encuentra la abundancia del espíritu, que te hará crecer para que puedas vivir mejor.
-Si eres feliz, alégrate, porque te viene de Dios. ¡Comunícaselo a otros!
Las personas y los pueblos necesitamos renovar periódicamente nuestras esperanzas y enderezar nuestros caminos. ¡Para eso es la Navidad! ¡Aprovéchala!

SI VOY DONDE ME NECESITAN Él te habla hoy

LUNES 21 DE DICIEMBRE
SI VOY DONDE ME NECESITAN…
Apenas Isabel oyó el saludo de María, el niño saltó de alegría en su seno, e Isabel, llena del Espíritu Santo, exclamó: «íTú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre!»
Lucas 1, 41-42 ¿Me siento alegre al compartir como María, con quien me necesita?