SI BUSCO PRETEXTOS Él te habla hoy



SI BUSCO PRETEXTOS…

 

Así pasó con Juan, que no comía, ni bebía, y dijeron: Está endemoniado. Luego viene el Hijo del Hombre, que come y bebe, y dicen: Es un comilón y un borracho, amigo de la gentuza y de los pecadores. Pero, con todo, aquel que es Sabiduría de Dios ha sido reconocido por sus obras.

 

Mateo 11,18-19

¿Busco pretextos para no seguir a Jesús?

Navidad: Dios que se comunica


En la raíz etimológica de la palabra COMUNICACIÓN están los términos “común” y “uno”, apuntando al hecho de que el acto de la comunicación consiste en “hacerse uno, en común”, unir lo diverso, hacer uno lo que son varios, sin que se pierda la identidad. La comunicación es parte del misterio de Dios, que es Uno y Trino. Un solo Dios, tres personas que conocemos como el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. No son tres dioses, es Uno, formado por tres personas. Un ejemplo que puede introducirnos en la comprensión de tal misterio es el de un matrimonio muy unido y bien llevado, de esos en los que la gente trata a sus miembros como “ustedes” y rara vez en primera persona, de los que se ponen de acuerdo con mirarse, y la respuesta de uno es la de cualquiera de los dos.

La persona humana, hecha a imagen y semejanza de Dios, tiene una vocación (llamada) natural a la comunicación, a “hacerse uno con” otros: pareja, amigos, hijos, comunidad. La religión cristiana es en esencia una experiencia de comunicación, que lleva a las personas a participar en gradualmente en experiencias cada vez más profundas de “común – unicación” con otras personas en el seno de las comunidades, en la sociedad y con Dios que es la “Comunicación total”.

A mi modesto juicio estos presupuestos, que están grabados en lo profundo de las personas (en los arquetipos dirían los psicólogos), son los que han llevado al más rotundo de los éxitos a cuanta tecnología de comunicación o iniciativas de intercambio humano sobre la tierra. El éxito de las redes sociales, de los buscadores, del correo electrónico y de Internet misma no está tanto en la genialidad de ingenieros, diseñadores y empresarios, como en el hecho de responder a la necesidad innata de las personas de darse a otros, de “hacerse con” otros. Internet es una oportunidad para el cultivo de la dimensión “trinitaria” de la existencia humana.
La Navidad es el Misterio de la Comunicación de Dios a los hombre y a las mujeres. Se dió a Sí mismo para estar con nosotros y mostrarnos los caminos que nos llevan a realizar nuestras legítimas aspiraciones. La razón es el amor. Tanto nos amó que se entregó completamente: ese es el punto más alto de la comunicación.
¿Qué es la Navidades para mi?¿sólo días feriados?¿tiempo de compras?. Ojalá sea tiempo de entrega y puentes, que a Cuba tanta falta le hacen.